CMF Global Citizen UN

Claretian Missionaries – PROCLADE Internazionale

Building a new world

¿Qué pretendía Putin invadiendo Ucrania? (I) ODS 16

por | Abr 11, 2022 | Europa, Paz | 0 Comentarios

¿Qué pretendía Putin invadiendo Ucrania?

Miguel Ángel Velasco López cmf

MA in Development and Diplomacy. UNITAR

Muchos nos hacemos estas preguntas o, por lo menos deberíamos pensar sobre ellas. Otra cosa es que ahora estemos en las condiciones de dar una respuesta. Todo el panorama internacional está a punto de evolucionar hacia un nuevo escenario que no sabemos exactamente cuál va a ser. De todas maneras, quiero ofrecer algunos puntos pensar sobre este tema.

La extraña sensación de haber visto todo esto con anterioridad

Después de más de un mes de la invasión de Ucrania por Putin, los medios de comunicación están llenos de imágenes. La conquista de las ciudades, cercadas para que sus habitantes mueran de sed, hambre y frío, bajo una lluvia de proyectiles, me recuerdan a las conquistas de las ciudades medievales. Ciudades rusas como Stalingrado (Volgogrado), destruida hasta los cimientos, o Leningrado (San Petersburgo), fueron destruidas con sus poblaciones, por los nazis, como lo está haciendo ahora Putin ciudades de Ucrania; la Segunda Guerra Mundial parece que vuelve a suceder. Las imágenes de las trincheras cavadas por los ucranianos, me hacen recordar los 40.000 kilómetros de zanjas que se cavaron en la Primera Guerra Mundial. Una Primera Guerra Mundial que los países agresores pensaban que iba a durar semanas y se prolongó durante cuatro años.

San Petersburgo. II Guerra Mundial

¿Qué busca Putin?

No sabemos con certeza, la razón que Vladimir Putin tenía al invadir Ucrania. ¿Quizá quería anexionarse los territorios de Donetsk, Lugansk, Zaporiyia con la facilidad que lo hizo con Crimea? Parece cierto que no se imaginaba la respuesta que el pueblo de Ucrania, la Unión Europea, Estados Unidos o la OTAN iban a dar. ¿Pero qué es lo que pretendía Vladimir Putin? Es posible que la obsesión de Putin por recobrar parte del poderío del Imperio soviético, le haya jugado una pasada; o quizá no, no lo sabemos a ciencia cierta.

La invasión de Ucrania podría ser también un aviso a países que quizá se pudiesen resistir a seguir los dictámenes de Putin. No creo que  este aviso fuese dirigido a ninguno de los países de la OTAN; no se atrevería a invadir ninguno de ellos; pero sí a dar advertir a otras naciones sobre su determinación de hacer cumplir su voluntad. Por ejemplo, una advertencia a los países nórdicos europeos no pertenecientes a la OTAN; o una advertencia a Bielorusia o a la propia Ucrania, sobre la necesidad de gobiernos pro-rusos; o quizás un aviso a los países de Asia central que estuvieron en la órbita soviética. En definitiva, preparar el camino para volver a la escena internacional como una gran potencia global; no sólo regional, como afirmó en su día el presidente Obama.

Estoy hablando de la obsesión de Putin de volver a la grandeza de la Unión Soviética y al estilo de gobierno de los zares, ciertamente sí, pero no sólo a eso; hay algo más.

Asegurar la base económica para volver a ser una gran potencia

Veamos algo sobre el poder económico de Rusia y en qué se basa; presento algunos datos comparativos con Italia y España que quizá sorprendan.

Producto Interior Bruto Habitantes Extensión
Rusia 1.687 miles de millones $ 144.406.261 30.207 km2
Italia 2.009 miles de millones $ 59.729.082 17.098.242 km2
España 1.393 miles de millones $ 47123521 505.370 km2
https://datos.bancomundial.org/pais/federacion-de-rusia                   (año 2019)

Ciertamente, el poder económico de Rusia no se acerca ni de los a los 21,43 miles de millones del PIB de EEUU o a los 14 de China, en 2019. Las exportaciones de Rusia están centradas en el Petróleo y derivados (41,40%), los metales y minerales (15%) el gas (5,98%), según la Organización mundial del comercio (https://oec.world). Si a este 63% del total le sumamos las exportaciones de trigo y otros elementos agrícolas y las ventas de armamentos (se calculan 13.000 millones de $ en 2019) nos encontramos con un país enormemente dependiente de las materias primas. Rusia necesita para su crecimiento, controlar los lugares de donde hoy extrae las materias primas y otros nuevos territorios que aseguren su futuro económico como nación. Tengamos en cuenta que de las materias primas obtiene divisas y poder; dos aspectos que están quedando patentes respecto a la Unión Europea. En definitiva, Putin parece que necesita: consolidar un perímetro de “países sirvientes”; atemorizar a posibles países “no colaboradores” y asegurar nuevos espacios de donde extraer más materias primas. Todo esto para realizar el sueño de ser, otra vez, una gran potencia mundial.

Hagamos ahora un pequeño recorrido por el entorno fronterizo de la Federación Rusa. El perímetro de seguridad en el oeste lo tiene asegurado con Bielorrusia y lo quería asegurar con Ucrania. La extracción de materias primas en Asia Central (Kazagistán, Kirguistán, Tayikistán, Turmekistán, Uzbekistán) está todavía en proceso de acuerdo y entendimiento con China. El Océano Ártico es otro frente relevante.

Hasta hace pocos años el Ártico era prácticamente intransitable para la navegación excepto en verano, pero se está deshelando por acción del cambio climático. El deshielo del Ártico permite a Rusia la explotación de los territorios, las islas y el mar con sus riquezas minera, de gas y de petróleo: pero, además, Rusia pretende que el “paso del Nor-este” a través de Ártico sea su dominio. Esta cuestión sobre la importancia estratégica del Ártico, como vía transitable entre el mar de China y Europa, ha dado ya lugar a multitud de libros y artículos. Los países implicados son: Rusia, Canadá, Dinamarca, Estados Unidos, Noruega. Parece que Putin quisiera hacer realidad el sueño ruso de ser una potencia marítima haciéndose dueño exclusivo del ártico como lugar de explotación de recursos y como vía marítima entre el Pacífico y el Atlántico.

Es posible, por tanto, que, buscando las razones de la invasión de Ucrania, encontremos una razón económica junto con los deseos de restaurar el poder perdido de la Unión Soviética. Habrá que esperar para saber si esto es así o no.

Miguel Ángel Velasco López cmf

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.