CMF Global Citizen UN

Claretian Missionaries – PROCLADE Internazionale

Building a new world

Prostitución y trata: ¿Cómo están migrando a lo virtual? ODS 10

por | Abr 20, 2022 | People | 0 Comentarios

Prostitución y trata: ¿Cómo están migrando a lo virtual?

Beatriz García de la Torre

Coordinadora de la Fundación Serra-Schönthal

Graduada en Psicología y

                                         posgraduada en cooperación internacional al desarrollo

Desde la Fundación Serra-Schönthal, entidad sin ánimo de lucro, creada e impulsada por la Congregación de las Hermanas Oblatas del Santísimo Redentor desde el año 2013, además de apoyar proyectos de atención integral a mujeres en situación de prostitución y/o víctimas de trata con fines de explotación sexual, estamos atentas al análisis de las nuevas formas de prostitución y trata que se están dando actualmente tras la globalización y los cambios en la industria tecnológica que se están viviendo. Es por ello, que en relación y coordinación con la Congregación creemos que es importante comunicar y sensibilizar en este aspecto a la población en general y promover el trabajo en red.

La globalización y el auge de las redes sociales está provocando que haya cambios importantes en nuestras formas de vida conocidas hasta ahora, sobre todo en lo referente a las relaciones sociales y el trabajo. Todo se está digitalizando y esto nos está llevando a preguntarnos ¿qué está sucediendo con la prostitución y la trata con fines de explotación sexual? ¿A qué cambio nos estamos enfrentando? Nos enfrentamos a una transformación de las formas de prostitución y trata ya conocidas, adaptándose a través de lo virtual, siendo más rápidas y silenciosas en la captación.

Las implicaciones que esto tiene y que Lluis Ballester nos comenta en su estudio sobre “Prostitución deslocalizada” son muy diversas: “pérdida de control por parte de todos los implicados, carencia de parámetros para valorar qué se ofrece y cómo, más facilidad para ocultar a las personas que están implicadas (negociantes-proxenetas, mujeres y hombres que ofrecen servicios, clientes), facilidad para la estafa, cambio en las formas de relación sexual (a través de imágenes, sin contactos personales, etc.) y muchos otros cambios”.

Debemos recordar que la prostitución es una pieza clave dentro del crimen organizado y que está solo por detrás de la droga en cuanto a su alcance y a la cantidad de dinero que genera, muchas veces ambos negocios están relacionados. En este aspecto, Internet ha supuesto una revolución, ya que se produce la eliminación de ciertas barreras entre cliente y prostituta. El proceso de selección para el cliente es bastante más discreto, mientras que para la mujer tiene acceso a millones de clientes desde su propia casa. Se ha agilizado y economizado el proceso, lo que hace mucho más difícil el seguimiento y la identificación de posibles víctimas que sufren explotación sexual.

Se ha dado un cambio en las condiciones en que se prestan los servicios y, a la vez, en los riesgos a los que se exponen las mujeres, sobre todo a raíz del COVID19 y el confinamiento obligatorio que tuvo que hacerse en casi todos los países.  Ahora sabemos que se da una mayor privacidad y anonimato de las mujeres (aunque no en todos los casos) pero también aumenta la extorsión en cuanto a la publicación o venta de contenido audiovisual suyo. Además, no tener que salir a la calle (en los casos de servicios totalmente virtuales) facilita el no tener que entrar en contacto físico con los clientes, lo que puede representar una disminución del riesgo de violencia física y de captación forzada en redes de trata, etc.

Nos encontramos en un momento en el que, aunque se produzca un encuentro presencial para el ejercicio de la prostitución, suele ser en muchas ocasiones habiendo mantenido contacto previo a través de algún tipo de medio tecnológico. Por otro lado, el ejercicio mismo de la prostitución también puede darse únicamente a través de lo virtual y sin ningún tipo de contacto físico, ya sea a través de grabaciones en directo por webcams, mediante el envío de fotos o vídeos, etc.  Tras una búsqueda bibliográfica y datos recabados de los diferentes proyectos, se ha averiguado que las tecnologías de comunicación más recurrentes son: móviles, chats, webs específicas y webcams.

En cuanto al delito de la trata con fines de explotación sexual a través de estos medios, hay estudios que identifican la necesidad de enfoques policiales más personalizados que lleguen a reconocer las necesidades, deseos y tipo de protección específica para las personas involucradas. Debido a su rápida captación, es importante que nos adelantemos y que haya una coordinación entre instituciones, organizaciones y cuerpos de seguridad para poder así ayudar a mujeres y niñas en esta situación, sobre todo menores, las cuales están más en contacto con las redes sociales y es más fácil ser captadas a través de éstas por los tratantes con perfiles falsos en muchos casos por parte de ellos.

También debemos ser conscientes que está aumentando el ejercicio de la prostitución en lo que respecta a mujeres y adolescentes sin una necesidad económica real, e incluso con un nivel socioeconómico medio-alto, debido a plataformas como Onlyfans, la cual es fácilmente accesible y ha tenido un crecimiento significativo. Además, recientemente volvió a permitir contenido sexual explícito, tras anunciarse anteriormente la iniciativa de vetar este contenido debido a posibles vídeos e imágenes de explotación sexual de menores. La iniciativa no salió adelante debido a la pérdida de grandes cantidades de dinero que esto podría causar. Un ejemplo de cómo migra el ejercicio de la prostitución en la calle o club a lo virtual, es que, en el caso de Onlyfans, igualmente la persona que se está prostituyendo tiene que pagar un porcentaje por estar ahí, en este caso la plataforma se queda con un 20%.

En definitiva, el fenómeno de la prostitución y el delito de trata con fines de explotación sexual, se están transformando y aumentando. Siguen siendo factores claves la feminización de la pobreza, el capitalismo y la migración, sobre todo en países subdesarrollados o en vías de desarrollo, pero es crucial la coordinación e intercambio de información entre organizaciones e instituciones, y por supuesto, en este momento, en lo relacionado con fronteras virtuales.

Beatriz García de la Torre

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.