CMF Global Citizen UN

Claretian Missionaries – PROCLADE Internazionale

Building a new world

Migrantes y refugiados. ¿Importan a alguien? ODS 10,17 ES

por | May 8, 2021 | Gente, Partners | 0 Comentarios

 

Lo que viven, lo que sueñan, lo que encuentran

Miguel Ángel Velasco cmf

Miembro del Equipo Claretiano en la ONU

El asunto de los refugiados y los migrantes es una cuestión complicada, y no es fácil dar una solución simplista. Tal vez, hace mucho tiempo, se podía dar una solución local porque la relación entre los diferentes grupos humanos era meramente local, incluso entre dos tribus o Ciudades-Estado, pero esto fue hace mucho tiempo. Podemos considerar que esto es una obviedad, pero hoy no parece fácil entender que el régimen de Westfalia se decidió para otra época. Vivimos en un mundo cada vez más globalizado en el que las fronteras son superadas por la televisión, el cine, las universidades, los negocios, el comercio, el turismo, las guerras, y tantas cosas más, globalmente. El «traje es demasiado pequeño» para nuestro mundo interconectado. La gente conoce, o tiene una idea general, de otros lugares del planeta de los que hubiera sido imposible hablar hasta hace unos años y, estas personas, a veces buscan un lugar alternativo y mejor para vivir. El flujo de personas es un fenómeno cada vez más común y con un número cada vez mayor. Tenemos que diseñar un nuevo traje para nuestro mundo, para los migrantes y refugiados, pensando en ellos como seres humanos preciosos del mundo, y para el mundo. Pero tenemos que pensar en el diseño de este nuevo mundo; las Organizaciones Regionales Abiertas son la forma correcta de hablar de las diferentes posibilidades desde la base, pero necesitamos construir una estructura política fuerte en cada zona del mundo, y también, tenemos que pensar en el mundo como un todo. Para este último objetivo, y también para ser el catalizador, necesitamos unas Naciones Unidas renovadas. 

La dura realidad: de los documentos a la vida real 

En teoría, es fácil entender la diferencia entre migrantes y refugiados en la base; en la práctica, la diferencia no es tan sencilla. Hay definiciones y explicaciones claras al respecto, pero la realidad no es tan evidente. En cada caso de reconocimiento del estatus de refugiado hay alguien que tiene que decidir si la razón que la persona alega es suficiente para dárselo. El problema viene después de la aceptación del estatuto de refugiado; si el refugiado tiene suficiente dinero o, sobre todo, si es rico, no habrá ningún problema, pero si el refugiado no tiene medios, no estamos seguros de que reciba la atención escrita en los tratados internacionales. A veces, tanto los inmigrantes como los refugiados están muy cerca en su situación, pero con una excepción: si tienes el estatus de refugiado, es más fácil que entres en otro estado; una vez más, será aún más cómodo si eres rico. A partir de este momento, sólo voy a utilizar el término «migrante», pero refiriéndome a los migrantes y a los refugiados conjuntamente.

Las razones de la migración son numerosas, pero el núcleo es sólo uno: buscan una vida mejor. Para decidir abandonar el lugar donde se ha nacido, es necesario conocer un lugar diferente para vivir mejor. La guerra, las persecuciones políticas, la semiesclavitud, las inundaciones, las sequías y las catástrofes climáticas, son motivos suficientes para salir de su país. Aun así, tienen que conocer estas alternativas porque saben algo de otros lugares para vivir mejor. Pueden ir a vivir a un país vecino, tal vez viviendo en un campo de refugiados, o pueden decidir ir más lejos por caminos peligrosos y, tal vez, pagar altas cantidades de dinero a los contrabandistas o incluso, a veces, pagar para ser víctimas del tráfico de personas . Aparte de estas causas, existe un problema terrible en algunas partes de los países en desarrollo o incluso en zonas en vías de desarrollo: las personas no tienen ninguna posibilidad de encontrar un trabajo, incluso si hablamos de una economía informal, que es la economía estándar, en estos países. Debemos fijar nuestro análisis en dos áreas principales: la situación en la zona de la que proceden los emigrantes y las condiciones y posibilidades que ofrecen los países receptores. Deberíamos buscar cambiar el modo de vida del país de origen y también en la situación del país de destino; quizás deberíamos pensar en cómo transformar todo el sistema socioeconómico global.

Los emigrantes imaginan una tierra en la que puedan vivir mejor, a veces sólo en la que puedan mantener su vida. Esta cantidad masiva de jóvenes o adultos jóvenes o madres con hijos recién nacidos, por supuesto, habrían preferido quedarse en su país, pero buscan algo así como el paraíso o «El Dorado» y eso les da fuerzas para irse al extranjero. ¿Pero qué tipo de vida les espera en el nuevo país? En la mayoría de los casos, la nueva situación no es algo parecido al «Paraíso». Por lo general, no conocen el nuevo idioma nacional y les resulta difícil entender la forma de vida del nuevo país, aunque en esta nueva tierra todo se haya preparado para recibirlos lo mejor posible. Los documentos oficiales, firmados por la mayoría de los países del mundo, dicen que ambos, país de origen y país receptor, reconocen que son seres humanos, por lo que tienen que ser tratados siguiendo los derechos humanos. Por lo tanto, el país receptor tiene que pensar en el punto de recepción de los migrantes, y en cómo informarles sobre las posibilidades de su nuevo país. Este nuevo país tiene que proporcionarles atención médica, educación, la posibilidad de encontrar un trabajo y, sobre todo, una forma correcta de integración social. Pero esto no es posible ni una situación real. Podemos decir que estos derechos son sólo para los refugiados pero no para los migrantes, pero es tan fácil no tener en cuenta las razones que dan los verdaderos refugiados y considerarlos como simples migrantes sin derechos. Porque todo depende de la interpretación que haga el país receptor del tratado. Es necesario encontrar una organización internacional que analice los casos y resuelva las situaciones de conflicto de forma independiente. Las organizaciones regionales y la ONU deberían ser una solución adecuada.

Podemos añadir otro problema con estos seres humanos. A veces, las personas son utilizadas como escudo humano en las guerras o como armas en otros casos. Puedo presentarles dos cuestiones para su consideración. El Sáhara Occidental era una colonia española; fue el 26 de febrero de 1976 cuando España abandonó este territorio; esa noche, el ejército marroquí entró en la región; pero casi al mismo tiempo, el “Frente Polisario” proclamó la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). En 1985, la ONU llegó a la conclusión de que era necesario celebrar un referéndum sobre la autodeterminación de esta tierra, creando la RASD independiente. Marruecos se opuso a este referéndum porque consideraba el Sáhara parte de su país. ¿Por qué aumenta el número de emigrantes de África (especialmente de Marruecos) a España cuando cualquier persona del Gobierno español habla del Sáhara Occidental apoyando el referéndum? La relación entre Turquía y la UE es otro ejemplo.  Turquía abre las fronteras de la UE a los migrantes iraquíes (siento que tengan que ser considerados refugiados) cuando hay problemas económicos o políticos. Las fronteras del sur y del este de Europa están llenas de ejemplos, pero hay muchos más lugares y situaciones problemáticas en todo el mundo. Podríamos dar más ejemplos. Rusia es experta en utilizar pequeñas guerras para crear desplazamientos de migrantes para forzar algunos acuerdos. Y también, a lo largo de la historia, diferentes países utilizaron a sus ciudadanos para colonizar algunas zonas de otros países buscando reclamar estos territorios antes; no quiero escribir los nombres concretos de algunos de estos países. Estamos en el siglo XXI; no estamos en el siglo XVII; tenemos que caminar hacia el futuro; necesitamos gobiernos regionales y globales.

 

Miguel Ángel Velasco cmf

Miembro del Equipo Claretiano en la ONU

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.