CMF Global Citizen UN

Claretian Missionaries – PROCLADE Internazionale

Building a new world

Informe FOESSA 2022, sobre la situación social de España ODS 10, 16

por | Abr 20, 2022 | Europa, Gente, Paz | 1 Comentario

Informe FOESSA 2022, sobre la situación social de España

 

Julio César Rioja cmf

Teólogo, periodista Cáritas Elda

 

La Fundación FOESSA ligada a Cáritas, se considera a nivel de todo el país, una de las mejores para el análisis de la realidad social y es reconocida en todas las instancias dentro y fuera de la Iglesia. Desde la Fundación FOESSA, han considerado pertinente y oportuno actualizar en estos momentos la fotografía de la exclusión en nuestra sociedad tras el paso del tsunami que está significando esta pandemia. Pocos días después de iniciado el confinamiento del mes de marzo se plantearon algunas preguntas: ¿cómo está afectando esta crisis a los niveles de exclusión e integración en nuestro país? ¿La pandemia ha castigado por igual a todas las capas de la sociedad o son, una vez más, los hogares en posiciones menos ventajosas los más afectados?

Para dar respuesta se realizó un trabajo de campo entre los meses de marzo y mayo de 2021. El documento resultante tiene un carácter eminentemente descriptivo sobre la situación de la exclusión y sobre el impacto que la crisis de la COVID-19 ha tenido de manera específica en las condiciones de vida y la estructura social.

Desde el año 2007, la Fundación FOESSA ha optado por observar e investigar de forma sistemática la evolución de dicha exclusión social. En las diversas oleadas (2007, 2009, 2013 y 2018) el Informe FOESSA ha reflexionado acerca de las condiciones de vida del conjunto de la sociedad y de forma especial entre aquellas personas y colectivos más vulnerables. Para ello se han valido del Índice Sintético de Exclusión Social (ISES), un índice que bebe de 37 indicadores que evalúan las capacidades y oportunidades de las personas para participar de la sociedad en ocho dimensiones básicas: empleo, consumo, participación política, salud, educación, vivienda, conflicto social y aislamiento social.

En este sentido, y en la presente edición del Informe, destacan dos novedades: la implementación del Ingreso Mínimo Vital como un instrumento de protección social y la brecha digital como un nuevo elemento generador de exclusión. Así pues, con esta edición se actualiza la fotografía de la exclusión y se ofrece desde una doble perspectiva: longitudinal y comparativa. Longitudinal porque se muestra la evolución de las cifras de exclusión con respecto a 2018, y comparativa porque en todos los casos se ofrece la posibilidad de cotejar los datos. En España, esta crisis sanitaria ha dejado tras de sí una profunda huella. Más allá del esperable incremento de la exclusión y la pobreza. Esta tendencia nos advierte de que, aunque durante las crisis se produce un rápido incremento de la exclusión, la posterior llegada de periodos de recuperación y crecimiento económico no suponen un descenso de dichos niveles de exclusión al mismo ritmo.

En definitiva, en estos tiempos de incertidumbre e inmediatez, la Fundación FOESSA , aporta datos que ayudan a la sociedad a dimensionar el impacto de la crisis identificando a las personas y grupos sociales más afectados y, por otro lado, favorecer la reflexión profunda que nos invita a repensar el modelo social y relacional, el modelo económico y de redistribución, así como los valores sobre los que asentar nuestra convivencia, con el objetivo último de evitar la cronificación de las situaciones de pobreza y exclusión social con la mirada puesta en la transformación social hacia una sociedad más justa.

Entre sus conclusiones:

  1. Crece la exclusión severa y la integración precaria, y se reduce la integración plena. El 37% de la población se encuentra en una integración plena, el 41,2% en una situación de integración precaria, el 9% en una situación de exclusión moderada y el 12,3% en una situación de exclusión severa (el 21,3% podemos decir viven en la exclusión, una de cada 5 personas).
  2. Aumenta el porcentaje de personas con problemas en cuatro o más dimensiones de la vida cotidiana, con un deterioro especialmente acusado en la dimensión del empleo y del conflicto social.
  3. Inestabilidad laboral, pobreza, gastos excesivos de vivienda y problemas de acceso a los medicamentos son los problemas más frecuentes y afectan casi a un 15% de la población.

  1. Los colectivos más afectados por la exclusión social: hogares pobres o sin ingresos, mujeres y familias numerosas.
  2. La exclusión crece en la población residente en las áreas rurales.
  3. La COVID sacude el mercado de trabajo y crece la inestabilidad laboral.
  4. Se intensifican las dificultades de acceso a la vivienda.
  5. Se tensan y erosionan las redes de apoyo familiar.
  6. La brecha digital multiplica el impacto de la exclusión.
  7. El Ingreso Mínimo Vital (IMV) y las Rentas de Inclusión contribuyen a paliar el impacto de la crisis en los hogares más pobres.
  8. Contra los bulos que extienden algunos y el considerar vagos o culpables de su situación a los excluidos; dos de cada tres se mueven activamente en busca de recursos y empleo.
  9. No es cuestión de llenar esto de números y porcentajes, el estudio es para orientar de manera más acertada nuestra acción. Conocer las causas de la exclusión y a quien afecta más sólo tiene sentido si nos ayuda a mejorar nuestra tarea de acompañamiento para que todas las personas tengan las condiciones suficientes para una vida digna. El informe es para reflexionar, orar y compartirlo. Te invito a leerlo.

Julio César Rioja

 

1 Comentario

  1. Antoni Tatay Nieto

    Un panorama sombrío el que se nos ofrece en este artículo. Es importante conocer la realidad para poder actuar sobre ella e intentar transformarla en aras a la equidad y la fraternidad.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *