CMF Global Citizen UN

Claretian Missionaries – PROCLADE Internazionale

Building a new world

Agenda 2030: Punto de encuentro ES

por | Jul 12, 2021 | 2030 Agenda | 0 Comentarios

 

Agenda 2030: Ágora de encuentro

Miguel Ángel Velasco cmf

Miembro del Equipo Claretiano ante la ONU

 

No sabía muy bien si titular esta entrada del Blog como lo he hecho o más bien con algo como: “La Agenda 2030: Ágora de encuentro para construir un mundo post COVID-19”. Aunque la idea que quisiera expresar es esta segunda, es demasiado larga para un título. Las dos semanas del Foro Político de Alto Nivel (HLPF) sobre Desarrollo Sostenible cuenta con encuentros y foros paralelos (Side Events) en los que representantes de naciones y ONG se juntan para ofrecer caminos de implementación de la Agenda 2030. Pues bien, hoy, 12 de julio hemos tenido la ocasión de asistir a un “side event” oficial, en el que dos asociaciones de entidades religiosas han querido dialogar sobre sus realizaciones y proyectos basados en la Agenda 2030. Una de ellas ha sido REDES, organización española de entidades de desarrollo, fundamentalmente de congregaciones religiosas, la otra ha sido jCor, organización de congregaciones religiosas ante las Naciones Unida en Nueva York. 

 

Ha sido un “evento paralelo” organizado por las ONGs que llamamos “basadas en la fe” (FBO); numerosas, tanto en Naciones Unidas como en España. Tan importante como el encuentro entre jCor y REDES ha sido que los tres ponentes principales han sido de diversos ámbitos: Miguel Ángel Moratinos, Alto Representante para la Alianza de Civilizaciones (UNAOC), de la ONU; Andrés Rodríguez Amayuelas, hasta hace pocos meses, presidente de la Coordinadora de Organizaciones de Cooperación para el Desarrollo, de España; Alessandra Smerilli, Subsecretaria del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral, del Vaticano. La Agenda 2030 ha logrado hacer aquello para lo cual fue aprobada en 2015 por la Asamblea General de las Naciones Unidas: ofrecer un ágora y un horizonte común para que organizaciones de una y otra procedencia se pongan a trabajar con el objetivo de hacer un mundo mejor. En este caso han sido: Miguel Ángel, procedente de la alta política; Andrés, procedente del mundo de las ONG y Alessandra, de un dicasterio de la Curia Romana. ¿Qué nos han comunicado estos tres ponentes de excepción?

Miguel Ángel Moratinos comenzó subrayando la importancia de la colaboración de las Organizaciones Basadas en la Fe (FBO) y las religiones como colaboradoras del Sistema de Naciones Unidas. Insistió en algo que está en el fundamento de la Agenda 2030 y que corremos el peligro de olvidar: los 17 ODS están interrelacionados, de tal manera que ofrecen un panorama conjunto de hacia dónde tiene que caminar el mundo; no podemos elegir unos ODS y dejar otros. Quiso, también, dejarnos otros puntos relevantes para la reflexión: 

* La Agenda 2030 no habla sólo del Planeta y del medio ambiente, es una Agenda para el Desarrollo Sostenible que sitúa al ser humano, las culturas y las civilizaciones en el centro de todo, eso sí, en un contexto planetario. 

*La Agenda 2030 tiene 17 objetivos y 169 metas excelentes que ofrecen un horizonte común, pero falto de referencias morales que tendrían que aportar, entre otros, las religiones y en concreto las FBO ante la ONU. 

* El COVID-19 no es sólo una crisis sanitaria, sino una crisis que está poniendo de manifiesto las terribles contradicciones e incongruencias de nuestro mundo; el COVID-19 ha provocado una crisis humana; para darle una salida positiva hemos de poner al ser humano en el centro de todos nuestros esfuerzos. 

* El Papa Francisco recibió una felicitación unánime cuando se publicó la “Laudato Si”, pero no ha sucedido lo mismo con la “Fratelli Tutti”; la razón podría ser que esta segunda encíclica señala los fallos de la humanidad, aquello por lo que la humanidad funciona mal, es injusta y desecha lo que no le sirve. Todos, incluso las instituciones eclesiales, tendríamos que divulgar y reflexionar más sobre los contenidos de la “Fratelli Tutti”.

 

Alessandra Smerelli, nos habló de una Pandemia que no es sólo problema sanitario, sino problema humano; de cómo los más vulnerables son los que más están sufriendo sus consecuencias. Se refirió después a la importancia que el Papa Francisco le ha dado a la colaboración entre todos y a los compromisos concretos para buscar una salida a la crisis provocada por el COVID. Pasó, finalmente, a hablarnos brevemente de los 7 Objetivos Laudato Si, que ha presentado el Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral en paralelo y coordinación con los ODS2030

Andrés Amayuelas, comenzó hablando de la excelente experiencia que siempre ha tenido con las ONG basadas en la fe; anto como presidente de la Coordinadora de Organización de Coorperación para el Desarrollo como con anterioridad. Siempre ha experimentado las FBO como motores de cambio social a nivel local, nacional e internacional. Para Andrés está claro que el sistema económico mundial no funciona a favor de la humanidad, para presentar esta idea trajo a la reflexión diferentes citas del Papa Francisco. Es un sistema económico que deja demasiadas víctimas en el camino; un sistema que, además, genera indiferencia y la anestesia ante el dolor ajeno; un sistema económico del “descarte”. Necesitamos, decía, una nueva espiritualidad que realmente “re-ligue” (vuelva a unir) a las personas entre sí; necesitamos una nueva espiritualidad que nos ayude a reconstruir puentes, restañar heridas y construir horizontes de futuro. Las Religiones, a lo largo de la historia han sido factores de diálogo y transformación y han de seguir siéndolo.

El encuentro finalizó con la presentación de experiencias de buenas prácticas basadas en la Agenda 2030. Prácticas de trabajo concreto y comprometido “sobre el terreno”, cercanas a la gente concreta, como las congregaciones religiosas y las FBO (Organizaciones Basadas en la Fe) hacemos. Como dicen los Apóstoles en el libro de los Hechos, “esto es lo que podemos ofrecer” al resto de las religiones, ONG, Naciones Unidas y Gobiernos, para llevar adelante la Agenda 2030; siempre de mano de la “Laudato Si” y de la Fratelli Tutti”.

 

Miguel Ángel Velasco cmf

Miembro del Equipo Claretiano ante la ONU

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.