Fratelli Tutti: Ciudadanos globales en clave cristiana ODS17. ES

 

Fratelli Tutti: Ciudadanos globales en clave cristiana

Miguel Ángel Velasco cmf

Miembro del cmf UN team

El discurso del Papa Francisco ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, en su 75 aniversario, representa algo así como el anuncio de la encíclica Fratelli Tutti. En muchos aspectos, el COVID-19 ha hecho retroceder los avances en la equidad mundial unos veinte años atrás. Pero lo peor es que ha golpeado fuertemente la decisión tomada de luchar por un mundo nuevo marcado por la Agenda 2030. El discurso del Papa Francisco ante la ONU llama a la esperanza, pero llama, con mayor fuerza aún, a recuperar urgentemente los compromisos del año 2015. Hay que retomar el impulso creador de una humanidad nueva que se vivió con los Objetivos del Milenio y la Agenda 2030 de Objetivos de Desarrollo Sostenible. Hemos de fijarnos en los desastres sufridos en cada país, pero hemos de elevar a mirada y el compromiso al resto del mundo. 

 

La encíclica Fratelli Tutti, nos presenta la AMISTAD SOCIAL, como base de una real transformación social, local y mundial (FT 99); esta actitud ha de estar necesariamente como base de la construcción de la “Ciudadanía global” verdadera. La amistad social hace superar las tentaciones de buscar, en lo local y en lo global, sólo SOCIOS para lograr objetivos medibles. Libertad, igualdad y fraternidad han de ser buscadas como un horizonte común para toda la humanidad, pero serán palabras vacías, discursos estériles, falsedades, estrategias carentes de sentido, si no están basadas en el verdadero amor (FT 127). Dice Francisco: Hay un reconocimiento básico, esencial para caminar hacia la amistad social y la fraternidad universal: percibir cuánto vale un ser humano, cuánto vale una persona, siempre y en cualquier circunstancia. Si cada uno vale tanto, hay que decir con claridad y firmeza que «el solo hecho de haber nacido en un lugar con menores recursos o menor desarrollo no justifica que algunas personas vivan con menor dignidad»[EG 190] (FT 106).

Fratelli Tutti. 5 claves para entenderla

El Papa Francisco reclama, una vez más, una gobernanza común (FT 132, 165) que pueda abordar los retos de la humanidad. Hoy no podemos escudarnos en el desconocimiento de lo que sucede en otra parte del mundo. El dolor por las pérdidas humanas, el desastre económico percibido y por llegar, la soledad vivida por tantos, consecuencias del COVID-19, nos pide un esfuerzo adicional: salir de nuestro pequeño entorno de dolor y pensar en los otros 6.999 millones de personas que habitan el mundo.

 

Fratelli Tutti, está totalmente vinculada con Laudato Si. He visto, con tristeza y cierto enfado, que Laudato Sise ha visto como una “encíclica verde”; lo es, siempre y cuando introduzcamos claramente al ser humano como parte de la Creación. “La gran aportación de Laudato Si no es simplemente la preocupación por la ecología, sino la “Ecología Integral”; la afirmación de que el hombre forma parte activa, responsable y transformadora de toda la Creación, y se construye como ser humano en inter-relación con ella. Es desde aquí desde donde podemos entender la siguiente afirmación de Francisco en la Fratelli Tutti: “Necesitamos desarrollar esta consciencia de que hoy o nos salvamos todos o no se salva nadie. La pobreza, la decadencia, los sufrimientos de un lugar de la tierra son un silencioso caldo de cultivo de problemas que finalmente afectarán a todo el planeta. Si nos preocupa la desaparición de algunas especies, debería obsesionarnos que en cualquier lugar haya personas y pueblos que no desarrollen su potencial y su belleza propia a causa de la pobreza o de otros límites estructurales. Porque eso termina empobreciéndonos a todos” (FT 137b)

Fratelli Tutti. Una síntesis

En este mismo número 137, Francisco afirma: “La ayuda mutua entre países en realidad termina beneficiando a todos. Un país que progresa desde su original sustrato cultural es un tesoro para toda la humanidad. Necesitamos desarrollar esta consciencia de que hoy o nos salvamos todos o no se salva nadie.” (FT. 137a). Francisco pide un multilateralismo que suponga, por un lado, el respeto y cuidado de las formas culturales propias y por otro no encerrarse en la propia cultura y tradiciones como las únicas posibles. El Papa anima a la creación de estructuras de colaboración regionales que ayudarán al cuidado de las culturas propias del área. La clave para todo esto implique un enriquecimiento y no un encerramiento enfermizo, es el diálogo abierto (FT 151-153). La apertura y la colaboración entre culturas ayudará a ver la globalidad de la humanidad como una realidad multicultural llamada al diálogo y al enriquecimiento mutuo. Multilateralismo y multiculturalidad unidas por el DIÁLOGO y la CARIDAD SOCIAL.

Fratelli Tutti. Presentación desde Vatican News

La intervención del Papa ante la Asamblea General de la ONU en su 75 Aniversario trata de vacunar, en tiempos de pandemia, contra las palabras vacías y los “poetas sociales” (FT 169). Hemos de admitir que las relaciones internacionales basadas sólo en los derechos de cada estado (Tratado de Westfalia. 24, octubre 1648) ha sido ampliamente superada. Esta superación no ha venido, lamentablemente, a través de la creación de fuertes estructuras supranacionales, sino a través del dominio de las corporaciones transnacionales, los fondos de inversión mundiales, los movimientos financieros transnacionales, y la manipulación global desde Internet. Es urgente superar un sistema de relaciones internacionales obsoleto para pensar en estructuras de gobierno supranacionales basadas en los deseos de la población. El grito de “libertad, Igualdad, Fraternidad” no ha de resonar ya sólo en cada país, sino en el mundo entero. Necesitamos, con urgencia, una reforma de la única organización supranacional global existente, la ONU (FT 173). Una reforma que tiene ya claras orientaciones y dos documentos fundamentales para guiarla: Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Agenda 2030 de Objetivos para el Desarrollo Sostenible.

Donde no llegan las decisiones de los responsables políticos ha de llegar el impulso de la Sociedad Civil. La Iglesia, y todas sus organizaciones, han de colaborar, codo con codo, con todos aquellos que quieren un mundo donde todos seamos hermanos (Fratelli Tutti). Recojo, para finalizar, unas palabras de Francisco sobre la sociedad civil: “Gracias a Dios tantas agrupaciones y organizaciones de la sociedad civil ayudan a paliar las debilidades de la Comunidad internacional, su falta de coordinación en situaciones complejas, su falta de atención frente a derechos humanos fundamentales y a situaciones muy críticas de algunos grupos. Así adquiere una expresión concreta el principio de subsidiariedad, que garantiza la participación y la acción de las comunidades y organizaciones de menor rango, las que complementan la acción del Estado.” (FT.175)

 

Miguel Ángel Velasco cmf

Miembro del cmf UN team
Fratelli Tutti. ITVida Religiosa. Madrid. Mesa redonda

Comments