Reformar la ONU: Organizaciones Basadas en la fe ES


Reformar la ONU: Organizaciones Basadas en la fe

 

Miguel Ángel Velasco cmf

Miembro del cmfUNteam

 Estamos celebrando el 75 aniversario de la Organización de las Naciones Unidas. El mundo ha cambiado mucho desde la creación de la ONU al final de la II Guerra Mundial. Hemos transitado por la Guerra Fría, por el Unilateralismo nacido podo después de la Caída del Muro de Berlín y estamos iniciando una nueva era plurilateral o multilateral. La ONU y todas las organizaciones del “sistema ONU” como las asociaciones en torno a la ONU están trabajando en propuestas de renovación de la Organización. La “OBF” (“Organizaciones Basadas en la Fe”), ha hecho también su propuesta de mejora. Es el documento que adjuntamos y que os invitamos a leer. 

 DOCUMENTO

En su aportación, la OBF, reconoce la enorme labor que la ONU ha realizado desde su fundación y resalta dos puntos de partida que hace especialmente significativa la aportación de las “Organizaciones Basadas en la Fe”. En un primer lugar, las organizaciones de la OBF llevan, en su mayor parte, siglos de funcionamiento, a lo largo de los cuales han cambiado su estructura buscando ser fieles a sus principios fundacionales. En un segundo lugar, las organizaciones de la OFB están directamente en contacto con la Sociedad Civil, diseminadas por todo el mundo (organizaciones globales) y en contacto directo con los destinatarios de muchas de las resoluciones tomadas por la ONU. Tomando en cuenta estos dos puntos de partida se pide con fuerza el reconocimiento expreso de las OBF y su presencia en las deliberaciones y tomas de decisión de los organismos del “Sistema ONU”.

 Cuatro son los apartados que desarrolla el documento de propuesta a lo largo de sus ocho páginas de exposición:

 1. Hacer que sea más central y significativo el papel de la sociedad civil, incluidas las Organizaciones Basadas en la Fe (OBFs), en los procesos de la ONU.

 2. Reformar la estructura y el alcance de la labor del Consejo de Seguridad para reflejar una comprensión moderna y centrada en la "seguridad" de la comunidad y el fomento de la democracia de la ONU.

 3. Crear un órgano de la ONU dedicado a la coordinación de los exámenes tanto internos (es decir, de toda la institución de la ONU) como nacionales de la aplicación de los tratados, declaraciones, resoluciones y pactos de la ONU

 4. Ampliar la capacidad tecnológica, la asequibilidad y la accesibilidad para revisar el enfoque logístico de los procesos de la ONU de manera que la participación a distancia se convierta en un modo principal de funcionamiento.

 El final de la propuesta de reforma de la “OBF” es claro:

 

Con setenta y cinco años de pruebas y tribulaciones a nuestras espaldas, y en medio de un presente singularmente desafiante:

 

1.      Reafirmamos nuestro firme compromiso con el bien común de la comunidad internacional.

2.      Estamos preparados, para responder en tiempos de crisis y como constructores de comunidades con raíces duraderas en los márgenes, para estar a la altura de los desafíos imprevistos que se avecinan junto con nuestros socios en los organismos de la ONU, los gobiernos y la sociedad civil.

3.      Ofrecemos nuestras ideas fundamentales, nuestra pasión para animar a la comunidad y nuestra dedicación unificadora a la verdad, al servicio de los derechos humanos, en la afirmación de la dignidad y el valor de la igualdad de cada persona y en el apoyo de una relación sostenible entre la humanidad y el medio ambiente.

4.      Mantenemos la fe en que una ONU mejor y un mundo mejor son posibles, sólo si estamos dispuestos y dispuestas a construirlos mediante la colaboración entre naciones, creencias, culturas y generaciones.

 

Miguel Ángel Velasco cmf

Miembro del cmfUNteam



 

Comments