Desde la tierra: Chocó. Salud y bienestar. ODS3 ES


Desde la tierra: Chocó. Salud y bienestar. ODS3

Lina Marcela Muñoz
Socióloga. Políticas para la igualdad
Directora PROCLADE COLVEN

ODS3- Salud y bienestar: Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades
Hablar de salud en Chocó, es tocar la punta de un iceberg que tiene a profundidad relación con temas como la corrupción, el conflicto armado, la desigualdad y la explotación de recursos naturales. Hablar de salud en el Chocó es resaltar cifras desafortunadas para un país que habla de paz en los grandes escenarios del mundo.
A pesar que hoy el departamento cuenta con un alto porcentaje de población afiliada al sistema de seguridad social en salud 84.4%, el Chocó se encuentra rezagado cuando la tasa de afiliación en salud en el resto del país es del 95%, aspecto que no resultaría del todo escandaloso si las entidades promotoras de salud- EPS  (terceros operadores) en las cuales están afiliadas las 40.000 personas que se encuentran dentro del porcentaje de afiliados atendieran en el departamento, siendo una  cobertura más virtual que real, pues estas EPS operan en otras partes de Colombia. 
La situación empeora cuando se mira la conformación del sistema de salud en el departamento, se cuenta con 5 hospitales públicos, de los cuales 3 están en la zona sur, los otros 2 hospitales están ubicados en la capital Quibdó en el centro del departamento, dejando sin atención hospitalaria a los municipios de la zona del medio atrato, bajo atrato y costa norte del pacifico sin atención hospitalaria, pues la cobertura consiste en un puesto de atención en salud básico, en subregiones como el bajo atrato la cobertura en salud ronda por el 48%, en la subregión medio atrato es del 20%, en tanto que para los municipios de la costa pacifico norte (Bahía Solando, Acandí, Juradó) no cuentan con cobertura, estos municipios se caracterizan por tener altas debilidades en sus vías de acceso terrestre o incluso en los del pacifico norte ser inexistentes (limitado a mar o aire).   
El departamento cuenta con la segunda tasa de mortalidad materna del país (285.7 por cada 100.000 nacidos vivos), la mayor tasa de mortalidad en menores de 5 años de Colombia ubicada en 50.4% (por 1000 nacidos vivos), una incidencia de tuberculosis del 51.4% (por 100.000 habitantes) y la mas alta tasa de incidencia en Colombia de malaria 62.2% (por 1.000 habitantes). 
Otras enfermedades que tienen alta incidencia en el Chocó son enfermedades relacionadas a la pobreza y la guerra, en el primer caso enfermedades como fiebre, desnutrición, parasitosis, infecciones de la piel, malaria, dengue y enfermedades gastrointestinales, pues la mayoría de la población no cuenta con alcantarillado ni acceso a agua potable condicionando su acceso a dos fuentes principales: el consumo de agua de lluvia supeditado a la temporada invernal y el consumo de agua de los ríos en época de sequía; por otra parte, aunque la salud mental esta obviada dentro del sistema de salud colombiano las consecuencias del conflicto armado sobre la salud mental de las comunidades es un aspecto de gran importancia y que hace parte del resarcimiento de los daños, sin embargo existen traumas, duelos y enfermedades como depresión y ansiedad que no han sido abordados de manera profesional. 
RETOS PARA EL CHOCÓ EN RELACION AL ODS3:
El gobierno nacional cuya agenda va de 2018-2022 a través del Plan Nacional de Desarrollo – PND menciona tres estrategias para cumplir con el ODS3 en el país, la primera denominada Finanzas de la Salud plantea el saneamiento de la deuda por recobros del régimen contributivo (que recoge a los y las trabajadoras) con fecha de corte a 31 de diciembre de 2019; la segunda estrategia es la llamada Acuerda de Punto Final, que garantiza el financiamiento del Sistema General de Seguridad Social-SGSSS y la tercera estrategia el Programa de Acción Integral en Hospitales “Ai Hospital”, que busca hacer mejor seguimiento de las acciones en prevención y promoción de la salud en los territorios y aseguradoras. 
Al respecto se advierte que las dos primeras estrategias se refieren a la gestión de pagos para mitigar el endeudamiento del sistema de salud y garantizar que el sistema funcione y preste sus servicios a la población, en cuanto al tercero solamente al monitoreo sobre la prestación del servicio. 
Se obvia en estas tres estrategias otras dimensiones requeridas para garantizar el cumplimiento del ODS2 referido a calidad, infraestructura, a las labores de prevención, ampliación de la cobertura, entre muchas otras, adicionalmente para 2020, desde el nivel nacional se genera un recorte presupuestal a la salud por 2.7 billones de pesos que lleva a cuestionar sobre las intenciones trazadas en el PND, la intención de mejora y alcance de las tres estrategias para el alcance del ODS3. 
Las comunidades manifiestan con urgencia las necesidades mas apremiantes en materia de salud y que no se ven reflejadas en la agenda nacional, estas necesidades responden a las necesidades más básicas para el acceso a la salud, como construcción, adecuación y dotación de puestos y centros de salud, fortalecimiento de red de transporte de la urgencia hospitalaria acuática y terrestre (intermunicipal), nombramientos de profesionales en enfermería y acompañamiento a promotores comunitarios de salud, creación de centros de atención especial a población juvenil, pero también el fortalecimiento de figuras importantes a nivel cultural y comunitario para el cuidado de la salud, especialmente Jaibanás (médicos tradicionales indígenas), Yerbateros (curadores afro) y parteras ha quienes han tenido un lugar muy importante en la promoción de prácticas de autocuidado y quienes han tenido que dar respuesta a los Chocoanos y Chocoanas ante la ausencia y dificultades de acceso a la salud en esta región.

Lina Marcela Muñoz
Socióloga.
Especialista en Políticas para la igualdad
Directora PROCLADE COLVEN

Comments